Cómo proteger tu dispositivo móvil frente amenazas de seguridad

Los dispositivos móviles permiten que los usuarios lleven a cabo su actividad vayan donde vayan. Gracias a la expansión del comercio internacional, las conexiones móviles han pasado al primer plano de muchas estrategias de negocio y personales. Podemos estar conectados en todo momento y en cualquier lugar.

Cuando hablamos de dispositivos móviles, nos referimos a dispositivos como los portátiles ligeros y los ultraportátiles, las tabletas, los smartphones y los asistentes digitales personales. 

Al mismo tiempo, el aumento del uso de los dispositivos móviles implica que la seguridad sea un factor muy importante para proteger la información confidencial. 

Las amenazas a la seguridad de los dispositivos móviles se dividen en tres categorías amplias: amenazas físicas, amenazas de malware y amenazas de red inalámbrica.

– Amenazas físicas

Las amenazas físicas son los robos o las pérdidas de dispositivos. Los robos y las pérdidas son una amenaza directa para los datos almacenados en el dispositivo, ya que normalmente no se habrán establecido medidas para protegerlos. Los usuarios pueden contribuir a evitar esta situación si son más cuidadosos con sus dispositivos móviles y si hacen todo lo posible para que no caigan en las manos equivocadas .

-Amenazas de malware

Las amenazas de malware a los dispositivos móviles son las mismas que para los equipos de escritorio, llegando incluso a ser más destructivas. Esto sucede principalmente porque los programas antivirus para los dispositivos móviles no se han desarrollado al mismo nivel que los de escritorio.

-Amenazas de red inalámbrica

Una red inalámbrica es una red de dispositivos que están conectados entre sí mediante la tecnología inalámbrica. La red también puede incluir unos cuantos componentes por cable pero, por norma general, la comunicación se produce de forma inalámbrica. Normalmente, las conexiones se establecen a través de diferentes longitudes de ondas o de ondas electromagnéticas de baja frecuencia. Este tipo de red se conoce como red de área local inalámbrica o WLAN.

– Proteger los dispositivos móviles

Es importante que todos los usuarios comprendan la importancia de proteger los dispositivos móviles y las repercusiones de gran alcance derivadas de una negligencia.

El cifrado de datos es esencial y proporciona un alto nivel de seguridad a los datos que se transmiten a través de una red inalámbrica. También protege los datos almacenados en un dispositivo que se ha perdido o ha sido robado, ya que no se pueden leer sin la clave de descifrado correspondiente.

Los usuarios finales tienen un papel importante a la hora de proteger la información sensible. Sobre todo, debe asegurarse de no dejar de supervisar nunca su dispositivo móvil, ya que cualquiera podría robarlo. Esto es incluso más importante cuando viaja, ya que no conoce su entorno.

También puede exigir la autenticación de encendido para los dispositivos móviles que se conecten a la red. Esta función solicitará una contraseña o PIN al usuario incluso antes de que el dispositivo esté completamente operativo.

La mayoría de los dispositivos disponen de una función de bloqueo automático que se activa cuando no se ha usado durante un cierto periodo de tiempo. También puede configurar una contraseña que debe introducir para desbloquear el dispositivo. Además, puede cifrar los datos de su dispositivo para protegerlo en caso de pérdida o robo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.