Cómo aprovechar al máximo tu internet.

Gracias a las nuevas tecnologías  ahora, acceder a Internet desde cualquier dispositivo es algo que todos podemos hacer con más o menos comodidad y a una velocidad suficiente para reproducir vídeo o jugar online sin problemas,Sin embargo, no siempre la conexión a Internet es de nuestro agrado, en especial si compartimos nuestro acceso a Internet con varias personas o si nuestro proveedor nos ofrece poca velocidad.

Te dejaremos algunos consejos desde cómo comprobar tu velocidad de Internet hasta cómo puedes aprovechar tu  conexión todo lo que sea posible.

¿Cómo comprobar la velocidad disponible?

No es lo mismo conducir a 50 kilómetros por hora que a 120. Lo mismo ocurre con la velocidad de nuestra conexión a Internet. Más es mejor.

Contratar una velocidad no implica que dispongamos de ella constantemente. La velocidad fluctúa (sube o baja) dependiendo de muchos factores, como el momento del día, desde dónde nos conectamos, si nuestro dispositivo está conectado por cable o por Wi-Fi, etc.

La manera más práctica de comprobar la velocidad disponible es mediante un test de velocidad, actualmente existen muchas apps que ofrecen este servicio te sugerimos ir a tu tienda de aplicaciones y descargar tu favorita con ella podrás  la velocidad de subida y bajada, y por el otro, el ping y el jitter, útiles para saber si tu red envía y recibe los datos con retraso.


¿Cómo mejorar tu conexión a Internet?

Empecemos por lo importante. La velocidad que contratas con tu proveedor de Internet es posible que no la alcances nunca.

A Continuación te dejamos algunos consejos que puedes seguir para mejorar tu conexión:

*Conecta por cable ethernet siempre que puedas. Aunque el Wi-Fi es el rey, vía ethernet obtendrás más velocidad. Si puedes, úsalo, especialmente en aparatos cercanos a tu router.

*Evita las conexiones innecesarias. Cuantos más dispositivos accedan a tu router, menos velocidad de conexión obtendrás en cada uno. Esto es inevitable si vives con varias personas, pero si no usas un aparato, apágalo o desconéctalo de la red.

*Evita a los ladrones de Wi-Fi, cambia tus contraseñas por una que solo tu puedas tener acceso.

*Evita las apps que se conectan sin motivo. Es más habitual en smartphones y tablets, pero también ocurre en computadoras: aplicaciones que acceden a Internet para buscar actualizaciones o para descargar información, que en algunos casos no necesitas. Desactiva esos accesos constantes a la red si no son estrictamente necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.