cómo elegir un telefono para adultos mayores

No importa la edad que tengas y de lo mucho que te guste la tecnología (o lo bien que la manejes), hoy en día un teléfono móvil es una herramienta imprescindible para estar conectado. Todavía más importante si es para una persona mayor. Eso sí, no es lo mismo elegir un teléfono para mí que hacerlo para los mayores de la casa: las necesidades – pese a la diversidad – son muy diferentes.

En este blog te ayudaremos para que puedas apoyar a los más grandes del hogar a comprar su próximo celular.

Recordemos que tanto Android como iOS cuentan con opciones de accesibilidad como lectores de pantalla, cambio de contraste y tamaños de letra… que si los conociera la persona mayor en cuestión y pudiera configurarlos como necesite (o que alguien se lo hiciera), podría usar un smartphone más comercial.

¿Cómo tiene que ser un teléfono para personas mayores?

Si ya tenemos claro que necesitamos un móvil para llamadas o algo más avanzado con aplicaciones, debes considerar lo siguiente:

interfaz: teclado y pantalla.

Una de las partes estrella para un celular es la pantalla, un componente en el que información como la tecnología de panel o la resolución pasan a un papel secundario a la hora de buscar un celular para mayores, entendemos que el tamaño de la pantalla “cuanto más grande mejor”  esto nos ayudará a no forzar la vista, pero en caso de que tenga teclado, este ha de ofrecer un buen contraste – en un smartphone podemos adaptar en la pantalla pero en un teléfono con botones será fijo –, que tenga un buen tamaño y suficiente separación entre teclas, que puedan diferenciarse de forma táctil, de modo que incluso una visión reducida pueda diferenciarlos.

Y es que en los teléfonos “no smartphone” la interacción con el teclado va estrechamente ligada con la interfaz. En este sentido, además de la existencia de opciones de accesibilidad como la elección de letras de gran tamaño,  la navegación por el menú tiene que ser intuitiva, permitiendo la vuelta atrás de forma fácil.

Diseño.

Dentro de los teléfonos no smartphone vamos a encontrarnos con un viejo conocido en cuanto a diseño: los modelos de tipo concha y su éxito entre los teléfonos para mayores.

No obstante, estas características de sencillez y protección no son exclusivas de los teléfonos tipo concha, pero sí que es importante dar con un diseño que proteja el teléfono ante pulsaciones accidentales, así como frente a potenciales caídas y golpes.

Tenga el diseño que tenga, las teclas laterales son fundamentales en un teléfono para mayores, especialmente aquellas que le permitan subir y bajar el volumen de la forma tradicional, esto es: pulsando en el botón de arriba para subir y en el inferior para bajarlo.

Sonido

En general, es complicado encontrar fabricantes que proporcionen la intensidad acústica que es capaz de alcanzar su terminal tanto en tonos de notificaciones como en voz

otra característica importante a nivel de audio es la compatibilidad con audífonos, algo que suele encontrarse y especificarse en modelos para mayores, pero también en modelos generales 

facilidad de carga

Así como la gente más joven está acostumbrada a vivir permanentemente pendiente del enchufe, la falta de costumbre puede hacer que se les olvide cargar su teléfono antes de salir de casa: la solución pasa por una base de carga.

Este sistema, que recuerda bastante a los teléfonos fijos inalámbricos, permite encajar el terminal sobre la base para que este alimente su batería. Gracias a la base de carga es fácil generar rutinas para dejar el móvil en un sitio concreto que esté a la vista y que este se cargue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.